• EquilibrioDigital

Violenta Cabildo Procedimiento de Licencia para la Regidora Rufina Cruz Martínez




*La llegada al cargo de la octava regidora suplente, Deysi María Cano Ríos, carece de legalidad, al rendir protesta sin que los integrantes del cabildo aprobaran en votación la licencia solicitada por la ahora aspirante a candidata independiente a la presidencia municipal.


Mayra Cervera

Chetumal.-Parece un simple error de procedimiento, sin embargo, existe una clara violación a la ley de los municipios y al reglamento interior del ayuntamiento del Othón P. Blanco, en la suplencia de la octava regiduría que, el alcalde Otoniel Segovia ya otorgó, al tomarle la protesta a Deysi María Cano Ríos, sin aprobarse la licencia de la propietaria Rufina Cruz Martínez.


En la sesión de cabildo celebrada el lunes 18 de enero, el secretario general del ayuntamiento, Alejandro Rivera Romero, dio lectura al oficio en donde Rufina Cruz Martínez, solicita licencia para separarse del cargo y pide sea sometida a la autorización del cabildo.


Al concluirse esta lectura, el alcalde Otoniel Segovia, sin motivo aparente, omitió solicitar la votación de los regidores para determinar si se autoriza o no la separación de la regidora propietaria para buscar una candidatura independiente, y pide al secretario, pasar al siguiente punto del orden del día, para de inmediato tomar la protesta de la regidora suplente.


Con ello se percibe que ahora existe una regidora en funciones sin la legalidad requerida para el cargo, y una regidora que no cumple con sus obligaciones y bajo la supuesta licencia al cargo, que no aprobó el cabildo, recorre el municipio buscando el apoyo ciudadano para ser candidata independiente.



Con esta omisión, que pudo ser a propósito, se violentaron los artículos 65 y 66 de la ley de los municipios, que se refiere a las facultades para conceder licencias a los integrantes del cabildo; así como los artículos 133 y 136 del reglamento interior del ayuntamiento, que refieren la posibilidad de los regidores en cuanto a ausentarse temporalmente de sus funciones y la autorización del cabildo para ello, además de la obligación de publicarse en el periódico oficial.

237 vistas0 comentarios