• EquilibrioDigital

Pandemia y lluvias acaban con el campo y ganadería de Quintana Roo



Chetumal.- Las lluvias registradas en Quintana Roo, aunadas a la pandemia mantienen prácticamente paralizado el campo por las pérdidas causadas por las inundaciones y el freno a la comercialización.


En el sur del estado son 7 mil hectáreas de caña de azúcar las que se perdieron, según la estimación más reciente de los productores, además de la muerte de alrededor de 200 cabezas de ganado bovino.


En el caso de la caña, Benjamín Gutiérrez Reyes, presidente de la Asociación de Productores Cañeros A.C., dijo que hasta el momento se han verificado siete mil hectáreas de caña que llevan 15 días bajo el agua a consecuencia de las lluvias ocasionadas por la tormenta tropical “Cristóbal”.


Los cultivos corresponden a los ejidos de Cacao, Pucté, Álvaro Obregón, Carlos A. Madrazo, Sergio Butrón Casas y Ramonal.


“El rebrote aún está menos de 70 centímetros de altura y el agua ya las rebasó, esto quiere decir que estas cañas ya no servirán para la zafra 2020-2021 y ya están consideradas como siniestradas, lo que significara una pérdida de aproximadamente 300 millones de pesos” explicó Gutiérrez Reyes.


Por su parte Evaristo Gómez Días, presidente de la Unión Local de Productores de Caña A.C. (Ulpca), dijo que para la zafra 2020-2021 la cartera vencida de los productores podría llegar a más de 800 millones de pesos tomando en cuenta las afectaciones actuales generadas por las lluvias y las deudas generadas el ciclo anterior a consecuencia de la sequía.


Ganaderos también enfrentan difícil panorama

En lo que respecta al sector ganadero, la estimación preliminar es de por lo menos 200 cabezas de ganado bovino muertos en el sur de Quintana Roo, víctimas de las inundaciones y escurrimientos pluviales.


Sergio Crisanto Morteo, Presidente de la Unión Ganadera Regional (UGR), dijo que estos datos son los primeros que dan a conocer luego de reuniones de evaluación de daños con los Presidentes de los Comités de las Asociaciones Ganaderas Locales.


Señaló que aún hay decenas de ranchos y miles de hectáreas de pastizales se encuentran bajo el agua, por lo que podría haber más. Cada cabeza de ganado ronda de entre los 15 mil hasta los 20 mil pesos, aunque hay ganaderos que perdieron ejemplares de raza de más de 50 mil pesos.


Crisanto Morteo insistió que no se debe minimizar lo que ocurre en cada región o localidad particular. Además de la pérdida inmediata faltan los efectos a largo plazo en cuanto a las crías, que terminarán viéndose en dos o tres años, cuando se evalúe si los animales serán livianos o pesados. (Sipse.com)

5 vistas0 comentarios

COMENTARIOS

  • White Facebook Icon

2020 Equilibrio Quintana Roo