• equilibrioquintana

Obtiene Quintana Roo 7.5 en Diagnosticó Penitenciario




Chetumal. -Marco Antonio Tóh Euán, presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, entregó al Secretario de Seguridad Pública, Lucio Hernández Gutiérrez, el Diagnóstico de Supervisión Penitenciaria (DSP), Lic. Lucio Hernández Gutiérrez realizado por la Coordinación de Asuntos Penitenciarios.


Dicho diagnóstico fue realizado conforme lo fue permitiendo el semáforo epidemiológico, por lo que la aplicación de las encuestas se levantó durante el último semestre de 2020 y el primer semestre de 2021, cuya información resultaron en una calificación global de 7.12 para todo el Estado y de manera particular de 7.19 para el CERESO de Chetumal, 6.30 para el de Cancún, 7.77 Cozumel y 7.25 Solidaridad.


El DSP evaluó los aspectos que garantizan la integridad física, estancia digna, condiciones de gobernabilidad, reinserción social y grupos de personas con requerimientos específicos y se evidenció que en todos los centros se requiere el establecimiento de estrategias en la atención y cuidado a la salud de las personas privadas de la libertad. Además de ello, se detectó la necesidad de contar con suficiencia y mejora de calidad del suministro de alimentos en los centros de Chetumal, Benito Juárez y Playa del Carmen, en especial considerando a las personas diagnosticadas con enfermedades crónicas-degenerativas.


Igualmente se reveló que, con relación a la atención y tratamiento de la salud de las personas privadas de la libertad, es indispensable contar con personal médico y de enfermería, medicamentos, mobiliario y equipo necesarios para atender emergencias médicas. Además de que el personal médico se involucre en la elaboración de los alimentos y las condiciones generales de higiene de los centros.


Con relación a las condiciones materiales y de higiene de los centros, el DSP manifestó la existencia de daños en la infraestructura de las áreas de dormitorios, lavabos, inodoros, además de deficiencias en el suministro de agua corriente para el aseo personal, adicionalmente de la obstrucción del drenaje.


La sobrepoblación y el hacinamiento es el principal problema del sistema penitenciario en el Centro de reinserción de Cancún, y en el de retención de Playad del Carmen. Las instalaciones no están diseñadas para albergar personas privadas de la libertad (PPL) adecuadamente. Aunado a ello se hicieron observaciones sobre el requerimiento de un sistema de gobernabilidad y seguridad eficiente, así como mejorar la suficiencia del personal de seguridad y custodia para mantener el orden y garantizar la integridad física de las PPL.


Estos son solo algunos de los puntos que se incluyeron en las conclusiones del Diagnóstico, mismos que derivaron en la emisión de propuestas específicas por parte de este organismo autónomo a la Secretaría, a fin de mejorar las condiciones de estos centros penitenciarios.


Tóh Euán hizo un balance en estos cuatro años de su administración respecto al tema penitenciario en Quintana Roo, destacando que hubo algunas mejorías, ya que en 2018 la calificación fue de 6 y en 2019 de 6.4. El centro penitenciario de Cozumel es el que ha presentado más estabilidad en cuanto a su calificación y mejorías. No obstante, es indispensable que la Secretaría de Seguridad Pública se enfoque en mejorar todos los aspectos señalados en el DSP.


Recalcó que es importante la atención a estas observaciones, dado que actualmente el contexto sanitario exige garantizar el derecho a la salud al interior de estos centros, así como todos los derechos humanos para una adecuada reinserción social, propósito y objetivo primordial de estos centros.




7 visualizaciones0 comentarios