• equilibrioquintana

Exhiben Presunto Enriquecimiento Ilícito del Director de Catastro del Ayuntamiento de Tulum



Tulum.-Al descubierto han puesto al actual Director de Catastro del municipio de Tulum, Raziel Ek, por presunto enriquecimiento ilícito, luego de que, a tan solo nueve meses en el cargo como funcionario público, se ha convertido en un nuevo millonario en Tulum, al parecer a costa del abuso de poder y el tráfico de influencias para llenarse los bolsillos de los recursos públicos que desvía de las arcas municipales. 


Y es que, contrario a la filosofía del lopezobradismo sobre la austeridad republicana, donde se dicta y ordena que en gobiernos morenistas ya no deben prevalecer aquellas viejas prácticas abominables de los regímenes de poder sobre los “funcionarios ricos, pueblo pobre”, lo cierto es que  Rubén Raziel Ek Cruz, solo se ha distinguido por su voracidad, ambición y deslealtad. 



Lo peor de todo es que,  la traición no solo ha sido hacia la 4T, sino contra el alcalde municipal Marciano Dzul Caamal, quien le otorgó la confianza para nombrarlo Director de Catastro Municipal. 


No obstante, a través de la denuncia anónima de un empresario, se ha puesto en evidencia a Rubén Raziel Ek Cruz, que amparado del cargo público se ha beneficiado económicamente a base de extorsión, chantaje y abuso del poder, enriqueciéndose de manera ilícita, luego que de su modo de vida se rige en la opulencia,  excesos y despilfarros, contrastando  con el sueldo base tabulador que percibe como Director de Catastro Municipal en Tulum. 



Según la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), Raziel Ek, con el puesto de Director de Catastro recibe la cantidad de $23,999.68 pesos al mes [imagen adjunta], sin embargo, es inexplicable la obra de construcción que desarrolla en Tulum valuado en alrededor de 2 millones de pesos. Además, adquirió un vehículo nuevo marca Honda Civic cuyo precio en el mercado es de $500 mil pesos. 



Por otro lado, logró adjudicarse una propiedad con cenote incluido en Felipe Carrillo Puerto cotizado en $ 350 mil pesos, a base de fraudes y amenazas. 


De igual forma, también se agenciaron una imprenta y un restaurante en la zona hotelera con argucias legaloides y extorsión a costa del cargo público. En solo nueves meses ha incrementado su fortuna de manera inexplicable. 



A su vez, es señalado por propios trabajadores al interior de Palacio Municipal de Tulum que familiares como su hermano Manuel Ek Cruz se encuentra en la nómina donde obtiene un oneroso sueldo sin tener que ir trabajar. 



Tal situación de enriquecimiento ilícito, corrupción, tráfico de influencias, extorsión y nepotismo, en el que presuntamente incurre el Director de Catastro Municipal, Rubén Raziel Ek Cruz, deja mal parado al Presidente Municipal de Tulum, Marciano Dzul Caamal, quien tiene la obligación de investigar y deslindar responsabilidades sobre las acusaciones que pesan contra su colaborador.



Este mal servidor público del municipio de Tulum ha sido señalado por sus arranques, prepotencia y por sus amenazas, siendo estos sus mecanismos para resolver “moches”, multas, condonaciones y hasta autorizaciones en lo “oscurito” para llenarse los bolsillos a manos llenas y amasar cuantiosas fortunas en recaudaciones que deberían convertirse en recursos públicos y destinarse a beneficio social, pero que desvía de forma impune con “charola” municipal para así satisfacer sus intereses económicos, sin que nadie le ponga un alto.



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo