• equilibrioquintana

Batea MC a "Patiño" Traidor de CJ


*Fernando Méndez Santiago, paga caro la traición al gobernador Carlos Joaquín. Chetumal.- En esta vida hay quienes nacen con estrella, y quienes nacen estrellados, y esto último es el caso del hoy ex director del Instituto Quintanarroense de la Juventud, Fernando Méndez Santiago, quien hace unos días presentó su renuncia al cargo que le confirió el gobernador Carlos Joaquín González. Resulta que su intención, fue ir en busca de un cargo de elección popular, en este caso, la candidatura por la Diputación del Distrito 15, pero por el Partido Movimiento Ciudadano, dando así un golpe de traición a su jefe el Gobernador, pues la solicitud de registro la presentó en lo obscurito. Sin embargo, la jugada no le salió bien al suspirante que, en aras de seguir gozando de las mieles del erario público, dejo tirada la chamba en el IQJ, sin reparar a que este día fuera exhibido públicamente por la Comisión de Procesos Internos del Movimiento Naranja. A través del Oficio de Dictámenes, se dio visto como "improcedente", dado que en el apartado de experiencia laboral Fernando Méndez Santiago "NO ACREDITA SERVICIOS RECONOCIDOS Y PRESTADOS A LA SOCIEDAD O AL DISTRITO AL QUE PERTENECE, REQUISITO QUE RESULTA INDISPENSABLE PARA GARANTIZAR COMPETITIVIDAD Y TRIUNFO ELECTORAL". Es decir, fue desechado porque no les sirve.


Cabe descartar que, Méndez Santiago, fungió como "patiño" en la interna del Partido Acción Nacional en 2016, cuando Carlos Joaquín fue designado como candidato de la coalición PAN-PRD-Confianza por Quintana Roo, y tras el triunfo de éste, una vez que tomó el poder, recibió como premio de consolación la Dirección del citado Órgano Desconcentrado. Tampoco hay que pasar por alto que durante los más de cinco años que Fernando Méndez estuvo al frente del IQJ, fue señalado por actos de corrupción que le fueron comprobados, e incluso le mereció un procedimiento administrativo de parte de la Secretaría de la Contraloría del Estado, asunto que al final del día recibió carpetazo y le fue perdonado. Tampoco hay que olvidar los malos tratos y el terrorismo laboral que encabezó contra el personal a su cargo, ni mucho menos los excesos en los que incurrió, entre ellos el famoso viaje a "Las Vegas", donde fue exhibido también a través de imágenes en las redes sociales. Esto, además de su arrebatado comportamiento en viviendas de algunos colonos, donde se dio el lujo de sentarse "sobre la mesa", faltando al respeto a las buenas prácticas morales de la tradicional familia chetumaleña. Vaya que le salió cara la traición al hoy ex titular del Instituto Quintanarroense de la Juventud, que en su ambición de no querer soltar los privilegios de la ubre política, se quedó prácticamente como "el perro de las dos tortas". Ya veremos cuál será su destino.

110 visualizaciones0 comentarios